Pervirtiendo a la infancia

Publicamos la carta que un padre ha depositado en el colegio de sus hijos en Logroño, muestra patente de dos cosas:

  • Ejemplo y prueba de una de las múltiples acciones de perversión de la infancia que se lleva a cabo desde instituciones de todo tipo, sobre todo de las de enseñanza, en las que colaboran los propios colegios, directores, profesores y APA,s (Pervertir es: hacer que una persona adquiera vicios y costumbres moralmente reprobables).
  • El valor de estos padres y el gran ejemplo que dan del amor por sus hijos, así como de la forma en la que hay que actuar si no se quiere ser cómplice de un sistema perverso, degradado y degradante, degenerado y repugnante.
Compartir

Deja un comentario

Su dirección de correo nunca será publicada. Si la indica, podremos contestarle en privado en caso de considerarlo oportuno.*